0012 345 6789
administrador@monsalvogobernador.com
Carrera 9 # 9d - 18 Esquina

Apuestas

En este aspecto, como en los demás componentes, la propuesta de gobierno "Lo hizo BIEN lo hará MEJOR", integra la estructuración y puesta en marcha de planes, programas, proyectos y acciones que superen de manera exitosa el gran desafío de generar desarrollo económico y social, pero en lo social, el énfasis apunta hacia conquista de condiciones para que el acceso a la salud, la educación, la nutrición y la vivienda, consoliden la equidad, la igualdad y en general eleve el nivel de vida de los y las cesarenses de manera especial: Primera infancia, Niñez, adolescencia, juventud, adulto mayor, discapacidad, mujeres, afrocolombianos y población sexualmente diversa.

La educación, un derecho constitucional en Colombia será, siempre, el principal factor de desarrollo de los pueblos, por tanto, debe ser prioridad y compromiso inaplazable de los gobiernos a todos los niveles. En el caso del departamento del Cesar, se han desarrollado estrategias para ampliar la cobertura y mejorar la calidad, se requieren esfuerzos mayores para seguir mejorando las cifras por lo que este programa contiene estrategias encaminadas a asegurar que todos los cesarenses en edad escolar o de formación, tengan la garantía de que pueden acceder a este servicio sin restricciones y en condiciones de equidad. Igualmente, que haya oportunidades de acceso a la formación superior y que ésta responda a los requerimientos de la dinámica económica del territorio.

El sistema de salud presenta grandes dificultades que afectan la prestación del servicio y demás funciones atinentes a la garantía de este derecho para todos los ciudadanos. Se hace urgente y pertinente, asagurar la implementación del Plan Decenal de Salud, que, a través de sus ocho dimensiones, busca el fortalecimiento de la red pública, la prestación de servicios de manera idónea y adecuada, y el aseguramiento de los beneficiarios.

Cuando se revisan estadísticas del avance del sector agropecuario en el Cesar, es fácil concluir que existe una gran debilidad en transformación productiva, siendo que ésta implica más desarrollo y, por tanto, más empleo. Imposible resulta desconocer las dinámicas productivas en elaboración de aceites y grasas de origen vegetal y animal con el 42%, otras industrias manufactureras con el 36,4%, la elaboración de productos lácteos el 15,7%, la fabricación de productos minerales no metálicos el 3,5% y elaboración de otros productos alimenticios el 2,5%; pero sin duda el salto hacia la agroindustria demanda un impulso profundo y urgente.

La sociedad colombiana y, por tanto, la del Cesar, coloca como prioridad la necesidad de que el Estado, resuelva la compleja situación generada por la pobreza y el desempleo, males endémicos que desalientan la economía y provocan un clima inapropiado para la inversión.

Este capítulo incorpora una serie de iniciativas, de diverso orden, y de gran impacto para el desarrollo del Cesar que se convertirán en jalonadoras de empleo y, por tanto, revisten gran preponderancia para la gestión del gobernador. Varios de estos proyectos corresponden al ámbito privado pero contarán con el impulso y acompañamiento del gobierno departamental.

La infraestructura de vías es un factor determinante en la competitividad de los territorios. Con frecuencia este planteamiento deja de lado vías de tercer orden que para el caso del Cesar son fundamentales por el desembotellamiento de zonas de alta producción agropecuaria situadas en sectores montañosos en los que serán intervenidos 400 kilómetros aproximadamente. Pero además el gobierno dispone, como resultado de la gestión 2012 – 2015, de los diseños de un Plan Vial Departamental que incluye 52 tramos de 445 kilómetros, así como diseños de nivel de fase III para la construcción de 28 tramos de 422 kilómetros, construcción de 340 kilómetros departamental en vías terciarias y secundarias. 

Aunque algo distante, se aproximan los tiempos en los que comienza a declinar la importancia estratégica del carbón como generador de energía y, por tanto, de regalías para regiones como el Cesar. Mientras esto ocurre, Colombia construye la hoja de ruta para la transformación energética, reconociendo que la transición ha comenzado hacia las energías renovables, dando paso a un nuevo ciclo de desarrollo que tendrá la generación de energía solar y la producción de gas como grandes protagonistas del sector minero energético en el Caribe, especialmente en el departamento del Cesar.

El departamento cuenta con 2.256.650 de hectáreas, las que según la vocación, corresponden a los siguientes porcentajes: el 27% es apto para uso agrícola, el 10% para el ganadero, el 7% para la actividad agroforestal, el 2% para uso forestal de producción y el 54% restante tiene una vocación exclusivamente de protección con algunas exclusiones legales.

El panorama del deporte, ni es el mejor ni el más alentador. Los resultados en todos los ámbitos hablan de lo que ocurre en esta actividad tan importante para la recreación, la salud y el bienestar colectivo. Con solo mirar los resultados de los dos últimos juegos deportivos nacionales, es decir, 2012 y 2015 tendremos una idea de lo que ocurre en el deporte cesarense que se ubicó en los puestos 20 y 19 respectivamente de la tabla general de medallas, donde participaron 27 departamentos. Solo el 15% de ligas deportivas (3 ligas) obtuvieron resultados positivos respectivamente en ambos eventos, situación preocupante en cuestión de trabajos planificados y organizados para la consecución de logros deportivos.

El aprovechamiento de las fortalezas del territorio para el desarrollo de la Economía Creativa como industria, constituirá uno de los pilares más importante para la generación de empleo en el Cesar, y como una apuesta, no solo traducida en estrategia generadora de riqueza, sino como mecanismo de protección, conservación y promoción de nuestro capital pluriétnico y multicultural, catapultado por emprendimiento innovador, estímulos, formación y difusión.

La era digital exige conectividad en un alto nivel. La importancia de las nuevas tecnologías, exige la formación de ciudadanos digitales para avanzar en las competencias que el mundo moderno exige para ser más competitivos. La digitalización de procesos, las nuevas infraestructuras tecnológicas, y la conectividad para optimizar los procesos virtuales, se hacen necesarios para el desarrollo de los territorios.

Los 25 municipios del Cesar, en general, unos más que otros, afrontan serias dificultades por las perturbaciones que afectan la seguridad. Percepción o realidad, los cesarenses sienten vivir en un entorno social perturbado por una sensación de inseguridad que alimentan constante informaciones sobre atracos, rasponazos, abigeato, y en donde el microtráfico, los conflictos intrafamiliares, y la intolerancia arruina la vida en los barrios, las ciudades, en caseríos y corregimientos del territorio.

La transparencia es una condición natural al ejercicio público y de esa manera se generan altos niveles de confianza y credibilidad para consolidar la participación activa de los ciudadanos. Para este propósito, la sistematización y digitalización de la gestión pública es fundamental para hacer visible una administración eficaz y eficiente en beneficio de la gente.